¿Verdad, Mentira, Realidad o Falsedad?


 

Las cosas que suelen suceder, empiezan por un principio que es inagotable a la sentencia humana que desciende desde el fondo de la tierra hasta la llanura de los lagos inagotables de esperanza perdida.

Se emerge del subsistema abandonado para encontrar nuevas experiencias que subyugadas hacen palidecer los pensamientos propios y extraños; se desvanece en un abrir y cerrar de parpados lo que nunca existió en realidad. Falsas promesas ambiguas que no forjaron el carácter inequívoco del alma que perdió el Ángel cuando llego a esta tierra de gracia.

Siempre pendiente del verdadero ser que vuela por el horizonte lejano codiciando los placeres ocultos tras el velo que aparece en una sala de misterios. El alma de aquel ser es ignominiosa, llena de pesares que envanecen el sentir del reloj que toca siempre las mismas campanadas existentes en aquel triste lugar.

Una boda en los días del segundo mes hizo mella en la esperanza del Ángel caído del cielo a la tierra con el propósito de enmendar los pasos perdidos hace ya muchas lunas atrás; que con el devenir de las falsedades salidas de su boca son certeras las que enumera con el paso de los días.

Por su propia voz se confiesa sin percatarse delo que dice, habla con dolor porque no sabe que lo que se es en realidad lo que no se imagina, otra familia el ignominioso forma en la ciudad cercana al ferrocarril de la vida. Ese ocultamiento es doloroso, pero el alma no se percata, este ser que no tiene nombre por las mentiras falseadas a destiempo solo corroboran el sentimiento que no existe más que por placer.

Este ser que no determina al alma, que no le presta atención, que ignora hasta la sangre salida de sus entrañas, y la ajena. Pasan los días, las horas y el sonido incesante no se escucha. Silencio total en la semana que abarca siete días, pues al quinto aparece solo con el fin de que el alma le sirva y lo atienda como el rey que es de un hogar inexistente.

Se dicen cosas desde hace mucho, palabras van y palabras vienen del alma que triste busca al Ángel para participarle sus penas y pesares; historias de sangre que no son obvias, historias de quienes quitan y ponen, de talleres no resueltos y de quien abandona parentela por simple dinero.

No se confía pero se atiende, no se entiende lo que no se participa, las mesas están servidas y preparados los menús internacionales que serán entregados en fabricas solo y solo si el alma se acuerda de tan siquiera alzar la mirada y ver mas allá de los rencores que dicen tener hacia el ser que las ilumino al mundo en que según vivimos una vida que no es propia sino de extraños ciudadanos.

Se han revelado secretos y mentiras que se ocultaron y luego se dijeron sin pensar que el Ángel recuerda cada palabra dicha, cada acción que genera una reacción en un tiempo a destiempo. Un emporio naciente de la vida misma que enceguece como incandescente luz perpetua en el sentir del lado que está siempre presente.

El alma prometiendo salvar al Ángel de la caída que en muchas ocasiones tendida la mano al contrario que no busco nunca beneficio propio, hace que el Ángel palidezca más de lo que es, esperando respuesta que nunca llega en aquel atardecer donde se inmola la verdad ajusticiada por los pecados cometidos; esta alma que en la última ocasión pidió un perdón que va mas allá de la mirada por que la conciencia no la dejaba tranquila, un perdón sin corazón, sin ser sincero en la razón, fue más que simples verborreas nacidas en el espejismo mágico de un desierto sin almas que quieren venir a faltar al sentimiento verdadero y abnegado que llego para quedarse y por el cual el alma se avergüenza de sí misma.

El Ángel camina casi imperceptible por la senda del holocausto final buscando respuesta a tan miserable aptitud emprendida en su contra, cual es la verdad de la situación? Nadie solo el alma la sabe y no la dice so pena de envejecer en soledad porque allí es donde se paga la inmoralidad que exhibió en el pasado alterno que fue cubierto por el Ángel que toma sus culpas para sí para el ala logre llegar al firmamento del amor y conmemorar el aniversario que esta pronto a nacer.

Me enorgullezco del alma y de lo que quiere, me hace sentir dichoso pero triste por las mentiras que salen de su corazón y que hacen que falte a la verdad y a la justicia cotidiana.

El Alma solo se dará cuenta del error cuando este sea ya muy tarde de corregir, cuando el ser ignominioso que comparte el lecho se dé cuenta que las cosas no son como parecen en realidad porque aquel que se dice pana le quiere robar la verdad nacida cerca de donde está el que no ve, sino lo que le importa con cara de extravagante haciendo lo que no es propio.

Solo la verdad saldrá a la luz cuando las tiniebla de la vida se aparten del mal camino que llevan sus pisadas al barranco del abismo abismal…

 

Pedro José Pérez Quintana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s