Desesperanza


En la existencia del ser pensante se razonan experiencias que no llegan nunca a la verdad; es difícil experimentar en situaciones riesgosas para nosotros y sin sentido expresamos falsos positivos que merman los sentidos.

Nada más cierto que la falsedad, que siendo verdadera no encuentra más que simples escoyos, buscamos en muchos sitios sin percatarnos de lo mismo que está al frente de nosotros y nunca vemos.

Decimos que no es así, que se cometen errores que no son más que equivocaciones malsanas que nos deprimen y nos ponen por el camino andado de los ancestros.

¿Que esperamos de una existencia cualitativamente menos certera que el momento sublime en donde nos percatamos que las simples palabras dichas son solo comida de urracas parlanchinas?

Dentro de nosotros esta la realidad, el destino no existe, lo construimos nosotros con el día a día; expresamos sentires, palpamos verdades y desde un punto más que fijo logramos observar algo que pasamos por alto escuchando ecos en lugares solitarios donde las pasiones se opacan con el latir de un corazón destrozado por la ignominia.

Consolidemos las ideas, no rebusquemos en la verborrea de quien nos avanza en experiencia, pero que no ve más allá de su nariz al decir palabras absurdas salidas de una telenovela barata.

No se busca dañar lo inevitable, no se busca decir lo que no es, el momento ya vendrá tarde o temprano, el camino recorrido avanzara a pasos de caminantes solitarios.

 

Pedro José Pérez Quintana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s