Un año más que se va…Un año más que llega…Un nuevo año de esperanza…


Se acerca el fin del 2009, otro año que se va apresurado.  Simplemente el tiempo se encarga de definir las situaciones menos específicas que esperamos.  El tiempo es el mejor maestro que podríamos esperar tener si no fuera por que el mismo es demasiado perfecto.

¿Quién puede descifrar el complejo devenir de las situaciones menos intrínsecas que podemos elegir?

Los buenos maestros hoy en día escasean, pero en mi época de estudiante abnegado, eran lo mejor aunque nos rasparan después de explicarnos la materia “n” veces. Pero simplemente la extrovertida vida de cada quien es un complejo problema coordinado dentro de su propia sintaxis bulímica.

¿Qué nos depara el 2010?, ¿Qué esperamos incluso del 2012?, son preguntas tan inciertas como la vida misma.  El futuro es hoy, y el hoy es el pasado que no retornara ya nunca más.

Muchos recuerden a artificios, médiums, astrólogos y magos para conocer lo que solo el Todo Poderoso conoce; no debemos preocuparnos por el expectante acontecer.  Preocupémonos más por lo que conocemos, por las personas que están a nuestro alrededor, por aquellos sin hogar y hasta sin patria, preocupémonos más por los valores perdidos, por las injusticias, por los sueños de otros.  Entreguemos nuestro propio existir para ayudar a los demás. No divaguemos por las aguas profundas del mañana, solo dejemos que el sol ronde por la Vía Láctea como hasta ahora y por siempre hará; que el universo desempolve las virtudes que se escaparon hace mucho tiempo ya, que el universo nos llene de energía para luchar y no para competir, todos somos iguales ante los ojos de Dios, nadie es perfecto y cuando logremos entender esto, la ecuación mas compleja del científico más renombrado lograremos entender.

Primeramente a Dios, a Jesús y al Espíritu Santo, luego a todos aquellos que me conocen, a los que no, a los que se dicen mis amigos y a los que no lo son, a mi familia y los que dicen serlo, a mi orgullo, mi hijo José David, a mi hermana Yolanda Aurora, a mi hermano Pedro Enrique, a mi Giuliana en donde quiera que estés, a mis enemigos conocidos y desconocidos, a el alma que nació en un Puerto Feliz y a su hermana Yajanis Nataly Molina, a Luisa Valentina, Stephania y Kamila princesas hermosas de mi existir, a mi General Dr. Antonio Mendoza y su esposa Leo grandes abogados y los mejores amigos que uno puede desear, a Verónica Acuña, a Yasmin Madero quien hizo mucho por mi en una etapa de mi vida aun sin estudiar, a los exploradores de la red, a los que les interesan mis escritos y a los que lo critican, a la familia que fue y que ya no es, a Sharon Lares una gran y verdadera amiga a la que defraude y sus hijos mis sobrinos, a los que sienten respeto por mi, a los que hablan a mis espaldas y a los que me dicen las cosas de frente aunque yo me moleste, a mis amigos del mundo, a mi amiga Lorena de Argentina quien ha derramado su amistad, cariño y palabras de aliento en mi persona aun sin conocerme, a las que fueron y vinieron en mi vida y seguirán ahí en donde las deje, a Petra Santacruz (como yo le digo mugre) la abnegada hermana que en los momentos más desconsolados de mi vida me tendió la mano (sin importarle nadie ni nada) el corazón, la vida misma, a quien le debo lo más mínimo de mi existencia en estos momentos, ella sabe que mi agradecimiento será por la eterna eternidad, a sus hijos mis sobrinos que me han ensañado muchas cosas que creía ya olvidadas, a Gogy un hijo putativo, a Nancy Josefina mi primera esposa quien siempre esta a la vuelta de una llamada, a Mirelis una gran bailadora que será muy famosa y a quien respeto y quiero mucho, a Mariana quien conoció a todos los seres que llevo por dentro,  a mis ahijadas que son muchas, a mis comadres, a mi hija putativa Lariana (Lolits, Sos Mi Vida), a quien aprendí a querer desde que la vi por primera vez en la fiesta de Fernando, a Laribella, a mis suegros que son muchos pero tampoco pocos, a mis cuñados, a mis primos políticos, a todos los que me han enseñado con sus actos y palabras, a Meliss, a Florangel, a la abuela, a las tías Nilda, Haydee, Consuelo y Luli, a Marion la madre de mi hijo por estar ahí cuando he necesitado sus consejos, a Hilena mi amiga bella que sabe que soy terco y nada puntual y aun así sabe que puede confiar y contar conmigo, a Verona Ramírez quien fue y no fue la luz que hizo entender la realidad mas fantasiosa, a Yohana Rincón mi amiga maracucha y compañera de gimnasio, a todos y cada uno de mis amigos de Facebook,  Netlog, HI5, a los amigos queridos de mi iglesia, Yorkman, Richard, Mercy, Ruth, Emilio, Israel, Zenaida, Franz, Auda, Manuel, Patricia y a todos aquellos que se me escapan en este instante, a Vanessa mi amiga de Maracay, a Miriam, Mauricio y sus hijos mis sobrinos Jonathan y Francisco, a Yuleimi Porras una estrella negra que da más brillo que la luna y el sol juntos, a los médicos tanto Venezolanos como Cubanos que cuidaron de Giusi en sus momentos finales, a la Tía de Leo, a Jako, a Gloria y sus hijas, a los que me vieron gordo y ahora flaco, a Katty y su hija Dubraska mi sobrina prima de mi hijo, a Dayana y Alejandra mis primeras ahijadas, a Yamily, Tomas y su hija Helena mi ahijada, a Pacha, Martha, Doris, Idaneza, Favio y Rocío del Carmen generación del 88, a Luis Yánez y Emilio Araujo quienes fuimos el trío de amigos, a Elizabeth Materano, Nerva y Karelis con quienes trabaje mucho tiempo, a Kenya y sus hermanas Kendy, Karen, Karolina y Abby, a las hijas e hijos de ellas, a Zulay Velasco quien forma parte de mi vida, a Zulay Hernández  quien siempre me da sus buenos consejos, a Esther Rojas mi amiga eterna del Netlog quien siempre con palabras claras me decía que no le tuviera miedo a los aviones y sus hijas, a Nina por su comprensión en momentos más que ecuánimes, a Bárbara Iglesias quien me dio un respiro en el momento más necesario, a todas mis amigas, a todos aquellos que me comprenden, a la vida misma por enseñarme lo bueno, lo malo y aprender de mis propios errores, a mis abogados y amigos, Dr. Medina Pacheco, Dr. Eduardo Garrido, Dra. Lovera, Dra. Dulce Emperatriz, Dra. Milena Tortolero y Dra. Blanca Beatriz Vera Pérez (quien es más que cualquier hermana) y quienes de apuros legales me han sacado sin ver un centavo, al Dr. Alberto Trujillo su esposa Dra. Magaly Trujillo grandes abogados y amigos de mi familia y sus hijas Sofía, a Tanya Araujo, a las amigas y amigos de las panaderías a las que siempre he ido, al morocho Luis García mi cuñado, a Manuel Francisco Paolini y a su esposa Yelitza Vallejo, a la “Pedruska” por llevarme y traerme, a Carmelo Cappuccio por hacerme entender que las malas personas se pueden perdonar aunque para el no exista esa gran palabra, a Ana María, José (Boss) y su esposa Thais, a Martín, a mis padres biológicos los cuales no conocí y me trajeron al mundo y mis padres Cnel. (GN) Pedro José y Yolanda Julieta Francisca, a mis compañeros del Instituto Politécnico Pestalozzi: Claudia, Fito, Nubia, Anayarith, Mayra, Giner y muchos más, a Marlyn Beatriz Pérez (la China) la cual en su momento encontró dentro de mi algo que había extraviado, a mi querida Sasha, una poddle que robo mi corazón, a Isbelis da Silva mi gran amiga de otro mundo que conocí hace ya mucho, a Adela Irene (la Doctora) la primera amiga que tuve desde 1977 y aun hoy en día somos amigos, a todos mis amigos y residentes del Hotel & Suites Vacacionales Playa El Agua donde he laborado por casi 8 años y saben que yo no abandono a los reales y verdaderos amigos, a todos aquellos que se me han olvidado mencionar en este escrito, a cada uno de ustedes vaya mis palabras de agradecimiento que no tendrán fin, GRACIAS por estar allí cuando los he necesitado, cuando he llorado y me han dado su apoyo incondicional, GRACIAS por leer todo lo que escribo, GRACIAS por entenderme y comprenderme, y por sobre todo soportarme, GRACIAS INFINITAS por ser como son, por que como son es que son lo mejor de lo mejor, y un agradecimiento muy especial a quien fuera mi esposa, mi amiga, mi compañera, mi amante, mi peor es nada, mi MIMA querida, GRACIAS a ti Giuseppina Antonia Furnari de Pérez que estas con Dios junto a nuestra pequeña Giuliana acompañándome desde el cielo azul y haciendo que cada día que ha transcurrido desde que te conocí por Internet hace ya nueve años los mejores años de mi vida, Gracias a ti comprendí muchas cosas, Gracias a ti me hiciste mejor persona, Gracias a ti soy quien soy en estos momentos y quiero que sepas que lograre todo para que te sientas orgullosa de mi.

A todos un gran feliz 2010, esperando que sus sueños y anhelos se hagan realidad, que Dios los bendiga a todos y sepan que estaré aquí al sur del sur después de estar en el norte de este continente escribiendo cada día más y más.

 

Pedro José Pérez Quintana

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.482 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: